Comparte esta noticia

Insólito, por muy atlético y corpulento que parecía el boxeador, no pudo responder a los duros golpes del anciano.

En un primer momento, el boxeador subestima al anciano, pero este, saca los punños y no deja respirar al boxeador, con un golpe le manda a la lona.

Conecuentemente, al final llega la burla de sus compañeros.

Comparte esta noticia

(12 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otras noticias importantes»