Comparte esta noticia

En la localidad de Perperikon, en el sur de Bulgaria, arqueólogos hallaron un cementerio de vampiros de la Edad Media, sí, pues encontraron dos esqueletos clavados con estacas, donde en esos años, era la única manera de matar vampiros.

Nada más y nada menos que un cementerio de vampiros que dataría de hace ocho siglos. En total, se han descubierto dos esqueletos que contenían estacas clavadas en sus costillas. Ristras de ajo, agua y luz aparte, era la única forma en la que, cuenta la leyenda, se les podía aniquilar.

Además según la creencia popular, cuando una persona malvada moría era necesario traspasar su corazón con una estaca de hierro o madera para evitar que se convirtiera en un vampiro.

Foto: Daily Mail

Comparte esta noticia

(24 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otras noticias importantes»