Comparte esta noticia

Segú el último reporte de víctimas del desprendimiento de tierras en Nepal aumentó a 34 muertos.

Hasta ahora se han logrado recuperar 34 cuerpos de los escombros del deslizamiento de tierras, provocado por las intensas lluvias en el lugar que afectaron varias aldeas a unos 120 kilómetros de Katmandú. Se estima que las cifras puedan llegar a 134 víctimas.

El desastre ocurrió el sábado 2 de agosto en la madrugada en el pueblo de Manja, en el distrito de Sindhupalchowk, a unos 50 kilómetros de Katmandú, y sepultó las 52 casas de la localidad.

El deslizamiento de tierras en Nepal bloqueó también el curso del río Sunkoshi, lo que ha provocado el temor a inundaciones, por lo que los habitantes de los pueblos de ocho distritos por los que corre el río han sido evacuados.

El Ejército ha volado con explosivos las rocas que bloquean el río pero el agua no fluye todavía de forma normal y el nivel del Sunkoshi continúa subiendo.

«Hoy hemos efectuado dos explosiones más para tratar de incrementar el flujo del agua», afirmó Dhakal.

Comparte esta noticia

(21 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otras noticias importantes»