Comparación entre el Volcán Kilauea y el Volcán Misti

Compartir

Por Ing. Luisa Macedo, investigadora del Instituto Geofísico del Perú

En las últimas semanas venimos apreciando la erupción del volcán Kilauea en Hawái, con la aparición de varias fracturas en el terreno (incluso en zonas urbanas) por las cuales han emergido flujos de lava incandescente. Este escenario, aunque lejano, nos hace pensar cómo podría presentarse una próxima erupción del volcán Misti.

Tipos de volcanes

Para dar respuesta a esta incógnita, es necesario tener en cuenta que la forma en la que un volcán hace erupción depende mucho de la composición química de su magma, ya que esta condiciona el tipo de material que expulsará el volcán al iniciar un proceso eruptivo.

También es necesario considerar su ubicación en el planeta, ya que esta condiciona si este volcán se formó debido a la separación de placas tectónicas o al choque de ellas. En el caso del Kilauea y los otros volcanes de Hawái, estos se formaron por fenómeno de distención (separación); en el caso del Perú, nuestros volcanes tienen su origen en el fenómeno de subducción (choque).

Las lavas fluidas, poco viscosas y rojizas como las que viene expulsando el Kilauea corresponden a magmas básicos, razón por la cual son conocidos como volcanes rojos; los volcanes en nuestro país tienen más bien un magma de composición ácida a intermedia, más viscoso y poco fluido, por lo cual son llamados volcanes grises. Debido a esta característica, los volcanes peruanos raramente emiten lava, pero sí expulsan grandes cantidades de ceniza, proyectiles balísticos y flujos piroclásticos, es decir, mucho material volcánico, lo cual condiciona que nuestros volcanes “crezcan” en cada erupción y que además sean más peligrosos.

La actual erupción volcánica que vemos en el Sabancaya es de niveles moderados, así como  fue la del Ubinas entre 2013 y 2017 y la del Misti en los tiempos del inca Pachacutec. Este tipo de erupciones explosivas son denominadas vulcanianas. Sin embargo, cuando estas erupciones explosivas son de gran magnitud reciben el nombre de erupciones plinianas, como la ocurrida en el volcán Huaynaputina en el año 1600 o la registrada en el Misti hace 2050 años, aproximadamente.

Debemos de entender que todos los volcanes no son iguales en su comportamiento y forma de hacer erupción; incluso un mismo volcán puede presentar diferentes maneras de hacerlo a lo largo de su vida eruptiva. Es por ello que en el Instituto Geofísico del Perú vigilamos los volcanes activos en tiempo real, para identificar oportunamente cualquier indicio de reactivación de los volcanes y así alertar a las autoridades quienes son responsables de tomar las decisiones para proteger la integridad y seguridad de la población. En el IGP hacemos ciencia para protegernos, hacemos ciencia para avanzar.

Volcán Kilauea y Volcán Misti

Volcán Kilauea y Volcán Misti (De | IGP)

Publicado en la edición impresa del diario Correo Arequipa el 22 de mayo del 2018
Publicidad

Compartir

(1 veces vistos hoy)

«Otras noticias importantes»