Comparte esta noticia

Nadie se imaginaba que Nicola Porcella era jugador de fúblo profesional, menos en el Sport Boys.

Pero fiel a su estilo, al parecer por impotencia hace una falta muy grave contra su compañero rival de León de Huánuco, pisándole el tobillo, pudiendo romperle el pie.

Aunque en ese tiempo no era capitan de nada, bién merecida que le sacaron tarjeta roja directa, al parecer, el castigo fue definitiva.


Publicidad

Comparte esta noticia

(1 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otras noticias importantes»