Comparte esta noticia

Guillermo Gutiérrez jefe del Senamhi , señala 90% de déficit en lluvias en el Sur del Perú.

Ya el funcionario indica que se requiere declaratoria de emergencia y llama a presidenta y alcaldes a tomar cartas en el asunto. En zonas altoandinas los pastizales y bofedales empezaron a secarse.

Arequipa soporta una escasez de lluvias tan preocupante como hace 30 años. En 1983, la ausencia de precipitaciones –superior al 70% de los valores normales- ocasionó una severa sequía, que milagrosamente acabó con una procesión de la Virgen de Chapi.

Según el jefe regional del Servicio Nacional de Metereología e Hidrología (Senamhi), Guillermo Gutiérrez, el escenario más probable apunta nuevamente a una sequía.

Inmediatamenete convocó a las autoridades electas que junto con la presidenta electa regional, Yamila Osorio, apliquen planes de contingencia para revertir el panorama.

Una posibilidad, explicó, es la declaratoria de emergencia de la región. “Ello permitiría tener más presupuesto para tomar medidas inmediatas como llevar alimentos a los animales de las partes altas, donde los pastizales y bofedales se secaron”, comenta.

De acuerdo al Senamhi, en noviembre, las zonas andinas reportaron déficit de lluvias de entre 60 a 80% en relación a sus valores normales. En diciembre, la situación empeoró, registrándose entre 80 y 90% de deficiencia.

Por ejemplo, en Imata, lugar estratégico para las mediciones climatológicas, la ausencia de precipitaciones llegó al 73% y en Arequipa (urbana) al 100%. “En la ciudad el valor normal es de 3 litros por metro cuadrado (L/M2), pero hubo cero”, acotó. Bajo ese criterio, las proyecciones del Senamhi, refieren que este mismo escenario podría replicarse en enero y febrero, meses donde deberían registrarse las lluvias más considerables.

De | larepublica.pe


Publicidad

Comparte esta noticia

(3 visitas en total, 1 visitas hoy)

«Otras noticias importantes»